Estos son algunos proyectos para Medellín y Antioquia que se iniciarán o continuarán en el año 2024

                 

En el año 2023, se alcanzaron diversos hitos destacados, desde la entrega de carreteras de la iniciativa 4G hasta la excavación de túneles y la firma de contratos significativos. La pregunta que surge ahora es: ¿Cuál es el próximo paso?

En 2023, se alcanzaron varios hitos en materia de infraestructura en Antioquia, como la entrega de vías 4G, la excavación de túneles, la firma del contrato para el Metro de la 80 y la puesta en operación de la primera fase de Hidroituango. Sin embargo, para el 2024, que prometía avances significativos en algunas megaobras del departamento, se vislumbran problemas de financiación que podrían afectar la construcción y el cronograma.

El principal desafío se presenta en el Túnel del Toyo, que, aunque completó la etapa de excavación en octubre del año anterior y se espera que esté operativo este año como el túnel carretero más largo de América con 9,73 km, enfrenta la falta de recursos por parte del Gobierno Nacional. Estos recursos son esenciales para el tramo 2 de la obra, que comprende la construcción de túneles, puentes y vías a cielo abierto, así como la instalación de equipos electromecánicos para el funcionamiento del túnel. Sin embargo, según el Ministro de Transporte, William Camargo, estos proyectos no son una prioridad para el Gobierno Petro, lo que podría retrasar su ejecución hasta la obtención de fuentes alternativas de financiación. 
                                                      

El Metro de la 80, otra megaobra crucial para Medellín, experimenta problemas de financiación, con una desfinanciación de $500.000 millones por indexación y $660.000 millones adicionales no contemplados en el documento Conpes para la financiación del Gobierno Nacional. Aunque se espera comenzar los trabajos físicos de construcción en 2024, la alcaldía advierte sobre los desafíos financieros que enfrentará la obra.
                       

La autopista Mar 2, que conecta el tramo Medellín-Urabá, presenta un avance del 97,4%, y se espera que esté lista en el primer semestre de este año, según el cronograma de la ANI. Sin embargo, el segundo túnel de Oriente, el más largo de Antioquia después del Túnel del Toyo, ha experimentado un aumento en el tráfico vehicular y requiere la construcción de una segunda calzada. Aunque se esperaba la firma del acta de inicio de las obras en noviembre de 2023, aún está pendiente, y se prevé que se realice en 2024, con un costo estimado de aproximadamente 1,2 billones de pesos.